Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

Parque del Paraíso

with 6 comments

El Parque es, sin duda, un auténtico Paraíso para corredores.

Aquella mañana (entre otros temas) aprovechamos para intercambiar impresiones sobre la nutrida especie de los corredores populares: desde los que disfrutan de un relajado entreno a un ritmo de tantas conversaciones por kilómetro (esta vez, sin molestias en la banda iliotibial), hasta los que se entrenan como si fueran profesionales, robándole tiempo a sus vidas.

Hay muchos lugares que, como El Paraíso, acogen a los que buscan tierra entre el cemento de las ciudades. Dos de esos paraísos, que a menudo frecuento, son la Casa de Campo y El Retiro. A ellos puede entrarse a través de muchas puertas, pero hay una en concreto (la Puerta de Dante) que, de alguna manera, nos recuerda que los parques pueden ser paraísos para corredores, aunque a veces nos empeñemos en convertirlos en algo bien distinto.

La Puerta del Infierno

¿Entramos?

Referencias:

  • Alighieri, Dante, Comedia, trad. Ángel Crespo, ed. bilingüe, Barcelona, Seix Barral, 2004, ISBN: 84-322-2781-1.

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Precisamente se me olvidó decirte que este parque me gusta especialmente porque, vayas a la hora que vayas, siempre hay algún corredor, pero nunca tantos como para que me parezcan demasiados (yo es que me agobio enseguida con la gente). Debería correr más veces acompañada, el que no me doliera la pierna fue algo insólito últimamente, pero no es tan fácil.

    Por lo demás, prefiero no creer en el infierno😉

    Ana

    Lunes, 20 abril 2009 at 6:07 pm

  2. ¿Que te agobias con la gente? ¿Pero quién le daba palique al “profesional” que nos encontramos (y que empezamos a despellejar nada más que nos separamos de él)?😉

    Infierno y paraíso,
    ¿No serán cosa nuestra, de esta vida
    Terrena a la que estamos hechos y es bastante?

    Al final, terminé por copiar el poema completo en el siguiente apunte.

    Commedia

    Martes, 21 abril 2009 at 1:05 am

  3. Bueno, llámalo educación o falta de asertividad. Elige😛

    Ana *

    Martes, 21 abril 2009 at 9:30 pm

  4. Está visto que la ironía a veces me pierde.

    Al amable corredor, que compartió con nosotros unos minutos de charla, me lo encontré minutos antes de que llegaras. Nos cruzamos y saludamos educadamente, reconociendo cada uno en el otro a un “loco corredor” (porque a las 8 de la mañana de un sábado, ya me dirás qué otra cosa puede ser). Cuando me nos lo volvimos a encontrar, el parque hizo que le fuera natural acercarse y, sin necesidad de presentaciones previas, compartir con nosotros unos minutos de tranquilo trote. Recuerdo que nos contó que pasó unos días con fiebre y volvía ahora a encontrar su ritmo para estar a punto para el Mapoma. Al poco nos dejó, no sin antes darnos las gracias por poder ir a un ritmo más tranquilo (“Me ha venido bien correr con vosotros”, dijo).

    El Paraíso tiene eso que dices, pero también una extraña, a la vez agradable, sensación que te hace sentir como en casa.

    Es asertividad (que no “falta de”) y empatía. Gracias por tu estupenda reseña entrada sobre Rosa Blanca.

    Commedia

    Miércoles, 22 abril 2009 at 2:18 pm

  5. Gracias a ti por el libro🙂

    Ana *

    Miércoles, 22 abril 2009 at 2:40 pm

  6. […] más irregulares —bueno, si podemos—. La entrada del fondo es para muchos la auténtica Puerta del Infierno. La Casa de Campo se lleva un total de 7 kilómetros —desde el 25 al 32 y pico— muy monótonos […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: