Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

Cólera

with 5 comments

¿Fue este el rostro que lanzó un millar de barcos y que hizo arder las torres abiertas de Ilión?
Dulce Helena, ¡hazme inmortal con un beso!

(Marlowe, Doctor Fausto)

“Cólera” es la primera palabra con la que comienza La Ilíada, el monumental poema épico atribuido a Homero, en la que se narran las historias de un buen puñado de héroes de leyenda al final de la campaña de asedio y conquista de la ciudad de Troya. La cólera de la que habla el poema es la de Aquiles, héroe de los ejércitos aqueos, contra Agamenón, su rey.

En una historia donde los dioses se mezclan con los mortales —y no siempre salen bien parados— fue uno llamado Apolo el causante del enredo, aunque lo cierto es que, después de nueve años de intentar saquear Troya sin éxito —la región de alrededores sí recibió lo suyo—, no me extraña que más de uno pensara en romper su promesa y volver a casa dejando a la dulce Helena en brazos del hermoso Paris (que pienso que muy a disgusto no estaba). Los ánimos, sin duda, no estaban como para esperar a ver si se cumplía el augurio de Calcante —predijo que la ciudad caería tras diez años de guerra—.

Figuras de coleccionista en una gran exposición de Clicks celebrada en Madrid - Foto: Commedia

Figuras de coleccionista en una gran exposición de Clicks celebrada en Madrid - Foto: Commedia

Puede que La Ilíada no sea la mejor manera de introducir a los jóvenes lectores a la historia de Troya, pero existen muchas —y muy buenas— referencias que harán que les pique la curiosidad, acercándoles así a la obra de Homero. Un buen comienzo podría ser la obra de Roger Lancelyn Green titulada La Historia de Troya. El libro se sitúa cronológicamente mucho antes de lo que lo hace La Ilíada ya que, de otra manera, se haría imposible seguir la trama —Homero da por sabidas muchas cosas— y está escrito con un estilo fresco y lleno de referencias apasionadas —como la de Doctor Fausto— a otras lecturas, favoritas del autor, relacionadas con las leyendas griegas que, desde entonces, forman parte de nuestra cultura.

Referencias:

  • Green, Roger Lancelyn; Baynes, Pauline (il.), La Historia de Troya (The Tale of Troy, 1958), trad. José Sánchez Compañy, Madrid, Siruela, 1ª edición, 2006, ISBN: 84-7844-966-3.

Una de las traducciones —en español— de La Ilíada más reconocidas es la de Emilio Crespo en la Biblioteca Clásica Gredos, de la que hace poco se hizo una primera edición de bolsillo —barata y bien cuidada—.

  • Homero, La Ilíada, intr. Carlos García Gual, trad. Emilio Crespo, Madrid, RBA bolsillo y Gredos (Biblioteca Clásica Gredos), 1ª edición, 2007, ISBN: 84-7871-000-0.

También puede descargarse una versión digital desde PlanetaLibro en este enlace.

Aunque sólo estaba prevista hasta primeros de Abril, parece que la exposición de Clicks estará abierta hasta mañana (es magnífica).

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Otra cosa chula que me voy a perder. Y estaba en la agenda, en el apartado “algún día”. Qué lástima que la quiten ya.

    Sobre el libro, como que se me hace mucho para lo dispersa que ando ahora.

    ¿Qué tal tu tobillo?

    Ana *

    Jueves, 23 abril 2009 at 4:01 pm

  2. No sé un borrall de griego y ahora me doy cuenta de que mi Ilíada empieza muy distinta: por canta. Y no, está claro que es una obra mucho más colérica que lírica. (¿Será colírica? La épica ya lo tiene: “De los sos ojos tan fuertemiente llorando…”)

    darabuc

    Jueves, 23 abril 2009 at 7:22 pm

  3. Curioso, hace menos de un mes que me merendé la Iliada y ahora estoy en una especia de fantasía de ciencia ficción llamada Ilión que es interesante solo porque me recuerda los ratos de lectura de la original.
    En cuanto al colirismo, Coleridge se refiere a repositorio de colirio lírico que es el mar de Homero:
    “Beheld the Iliad and the Odyssey
    Rise to the swelling of the voiceful sea”

    Juan Pedregosa

    Jueves, 23 abril 2009 at 8:46 pm

  4. […] La Historia de Troya se centra en los orígenes de la guerra y asedio a la ciudad de Ilión, pero también trata (aunque en menor medida) el regreso a casa de los Héroes, cerrando así el llamado ciclo troyano. […]

  5. ¿Llorar de cólera? Claro que sí. De hecho, es lo que hacía Aquiles cuando le fue con el cuento a su mamá (Tetis) buscando ayuda… y de aquella, ¡menuda la que armó el olímpico Zeus!

    Copio aquí la nota a pie de página a la palabra “Cólera” de La Ilíada traducida y anotada por Emilio Crespo:

    La primera palabra del poema cumple la misma función que el título en los libros modernos. También en la primera frase se indica a partir de qué momento de la leyenda comienza el poema. Los escolios dan títulos a distintas partes del poema, muchas de las cuales coinciden con un canto completo; en el caso del canto I, el título tradicional es el de “Cólera” (Ménis).

    He subido unas fotos de la visita que hice a la exposición de los clicks. Lamento que no tengan mucha calidad, pero se pueden apreciar los detalles de los clicks de coleccionista (vitrina con figuras individuales) elaboradas artesanalmente por forofos (o “frikis”) de estos juguetes. Hace unos meses, el blog de MLuz se hacía eco de la muerte de Hans Beck, creador de los clicks.

    Gracias por vuestros comentarios.

    Commedia

    Sábado, 25 abril 2009 at 9:54 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: