Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

El Club de los Corredores Muertos

with 12 comments

John “the Penguin” Bingham empezó a escribir sus Penguin Chronicles (Las Crónicas del Pingüino) en una lista de correo muy particular, nacida al inicio de la década de los 90. Se llamaba (se llama) Dead Runners Society. El nombre está inspirado en la película Dead Poets Society (en España estrenada con el título de El Club de los Poetas Muertos).

Esta secuencia resume bien la filosofía de los deads (muertos) que es como les gusta llamarse.


.
Las crónicas de Bingham se hicieron muy populares y Runner’s World, aprovechando el tirón, le fichó para escribir una columna con el mismo título. La columna ha sido una de las fijas desde Mayo de 1996 hasta que, hace unos meses, fichara por Competitor Magazine.

Los deads también tienen sección de triatlón. Quizá sea casualidad que la primera carrera que hizo John fuera un duatlón, aunque también es cierto que entre los deads no sólo hay corredores populares, sino también de élite.

Hace un par de años me apunté a la lista de correo del DRS. Esperaba encontrar algo del espíritu de aquellas primeras Crónicas y de los ecos de una red social pionera (el año 1991 parece hoy la prehistoria), pero el caso es que no hacía más que recibir correos sobre la organización de sus Conferences y nada sobre entrenamientos, crónicas de carreras, etc.

La verdad es que me costó un poco entenderlo, pero al final creo que lo comprendí todo.

Carpe Viam!

12 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Interesante.

    Gonzalo Quintana

    Viernes, 20 agosto 2010 at 9:26 am

  2. Esto… a mí no me gustó la peli. Ni Carros de Fuego, ni ninguna de esas de internados de chicos de principios-mediados de siglo XX. Nu sé por qué.
    Será que soy dura de mollera y no comprendo nada. Porque es verdad que no comprendo nada.

    ¿Vas a la Melonera?

    Ana

    Domingo, 22 agosto 2010 at 11:07 pm

  3. ¡Eh, a lo mejor es que no quiero comprender! Puede ser ¿no? Un día me lo explicas.

    Ana

    Domingo, 22 agosto 2010 at 11:10 pm

  4. Bonita secuencia la que has elegido.

    Eso sí, para una peli, porque en la realidad me cuesta imaginar esa obediencia, respeto y atención por parte de los “muchachos”, aún siendo el primer día. ¿Será el tipo de “cole”?

    Disculpa que no comente nada del resto del post, me pillas en un momento “poco crítico” y poco “pensante”.

    Sólo una cosa: muy buena la última frase y el uso de los verbos “entender y comprender”. Sigo pensando en ello🙂

    Un abrazo. Nos vemos pronto.

    tecolinha

    Lunes, 23 agosto 2010 at 12:39 am

  5. A mí tampoco me gusta la peli y he seguido más el “carpe diem” de adulto que de jovenzuelo. Y sobre los “deads” ¿no será el tema mucho más prosaico y sólo estarán interesados en el vil metal?, es otra forma de “carpe diem”😉

    Tengo en el aire la Melonera, si estoy en Madrid voy seguro. See you.

    Josemi

    Martes, 24 agosto 2010 at 1:09 pm

  6. Gonzalo, tu comentario pasó primero por el spam antes de ser rescatado. Espero que no estés al límite de tus fuerzas preparando Dublín porque te veo muy ahorrador con las palabras.

    Para variar, a mi sí me gustó la peli (y de paso recuerdo que me descubrió a un tal Walt Whitman). En realidad hay muy poco que comprender, Ana. ¿O puede que sí?

    La última Conference (también los llaman Encounter) terminó cancelándose y no estoy muy seguro de que la lista de correo de la DRS siga operativa, porque hace unos meses tuvo un ataque de correos basura y me borré.

    Sorprende comprobar, teniendo en cuenta los años que llevan por ahí, la poca cantidad de enlaces que encuentras por “dead runners society”. ¿De qué está hecho el pegamento que hace que (hasta ahora, al menos) siga funcionando este grupo?

    También es verdad que usuarios históricos como John “el pingüino” Bingham han sacado buen provecho a su filosofía. En eso puede que sea cierto lo que apunta Josemi. Tengo pendiente hablar de uno de sus libros. A ver si me pongo.

    tecolinha, he leído uno de tus últimos comentarios en tu blog. ¡Haces bien! y al amigo “Anómimo” que le dén… con el rabo de la sartén. Espero que tu estado de ánimo no sea por lo de cumplir años porque yo te veo estupenda.

    Lamento decir que este año no iré a comer melón porque estaré corriendo por aquí…

    Lo del “Palmero” no está previsto. ¡Qué acojone!

    Commedia

    Martes, 24 agosto 2010 at 6:46 pm

  7. Todo un clásico, sin duda.

    mayayo

    Domingo, 29 agosto 2010 at 2:35 am

  8. Para clásico, clásico, el carrerón ese de Villaplomo. ¡Menuda paliza os habéis dado Ana y tú! Ha merecido la pena, sin duda, no hay más que ver las fotos…

    ¡Enhorabuena!. Si es que, al final, te salió bien lo de no ir al UTMB.

    Carpe Viam!!!

    Commedia

    Domingo, 29 agosto 2010 at 8:58 pm

  9. carpe viam!

    desde luego, 1991 parece ya prehistoria. Sobre todo en el ámbito de las redes sociales, dónde han cambiado tanto. Muchas veces pienso que ahora el fenómeno está en pleno apogeo con blogs, facebook, twiter y demás, y que parece que todo el mundo está mucho más unido. Pero quizás, la gente estaba menos sola antes, cuando con los amigos nos sentabamos en el barrio y no a través de las pantallas de ordenador.

    A mi también me gustó mucho la película.

    Larga vida a los corredores muertos.

    Felices vacaciones

    Miguel

    Miércoles, 1 septiembre 2010 at 2:22 pm

  10. Pienso que las redes sociales virtuales no pueden sustituir totalmente el contacto cara a cara entre sus miembros. La red social de los deads funcionó como herramienta, todo lo arcaica que se quiera, pero sirvió a su propósito. En cualquier caso, todo depende del punto de vista desde el que se mire.

    Carpe Viam!

    Commedia

    Jueves, 2 septiembre 2010 at 9:51 am

  11. Hola
    Podemos seguir añadiendo posibilidades al Carpe diem, carpe viam:

    Beatus ille, Beatus iter
    In vino veritas, In via veritas
    Plus Ultra

    Y así las que queramos.

    Tremenda la Barrosa para correr¡¡¡

    Juan Pedregosa

    Domingo, 5 septiembre 2010 at 12:46 pm

  12. A la mañana siguiente de publicar este apunte, me encontré con una caravana que hacía noche junto al mar. ¡Menudas vistas tenía! Lucía al frente el conocido lema. Por la parte de atrás la palabra “Freedom” entre grandes exclamaciones y un pequeño mensaje para los que la siguieran:

    No me toquéis… los cláxones!!!

    Commedia

    Jueves, 16 septiembre 2010 at 1:16 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: