Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

Nadar como Tarzán

with 8 comments

Imagen extraída de Jaime Cruels, "Historia de la Natación y de la Evolución de los Estilos" (pulsar sobre la imagen para ampliarla)

El rugido de Sabor activó el cerebro y los músculos del pequeño Tarzán haciéndole entrar en acción inmediatamente.

Ante él estaban las profundas aguas del lago, a sus espaldas lo amenazaba una muerte segura y horrible entre las garras y los colmillos de Sabor.

Tarzán siempre había odiado el agua, excepto como medio para calmar la sed. La relacionaba con el frío y las incomodidades de las lluvias torrenciales, y las temía por los truenos y relámpagos que acompañaban a las tormentas.

Su madre le había enseñado a evitar las profundas aguas del lago, y, además, aún se acordaba de que hacía pocos días la pequeña Neeta había caído al lago y se había ahogado. Pero de los dos males eligió el menor, y antes de que las últimas notas del rugido de Sabor se extinguieran en el aire y cuando la gran fiera no había cubierto en su salto la mitad de la distancia que le separaba de Tarzán, éste ya notaba en su cuerpo las frías aguas.

No sabía nadar, y las aguas eran muy profundas, pero aún así no perdió la confianza en sí mismo ni el ingenio propio de su inteligencia superior.

Empezó a mover rápidamente sus manos y pies para intentar mantenerse a flote y, quizás casualmente, hizo los mimos movimientos que un perro hace al nadar, de forma que a los pocos segundos su nariz ya estaba fuera del agua y notó que podía mantenerse a flote incluso avanzar si continuaba con ese movimiento de brazos y piernas.

Este descubrimiento lo llenó de sorpresa y satisfacción aunque no tenía realmente mucho tiempo para pensar en ello.

En la orilla se encontraba la implacable fiera que lo había atacado, saltando sobre el cuerpo inerte de su joven compañero. La leona lo observaba esperando a que volviera a la orilla, cosa que Tarzán estaba muy lejos de intentar. Lo que hizo fue lanzar un grito de petición de ayuda de su tribu, avisando al mismo tiempo del peligro que le acechaba para evitar que sus salvadores cayeran en las garras de Sabor.

Casi inmediatamente se oyó la respuesta y al poco tiempo cuarenta o cincuenta grandes monos se pusieron en marcha por los árboles en dirección al lugar de la tragedia.

Al frente venía Kala, porque había reconocido la voz de su retoño, y a su lado estaba al madre del joven mono que había muerto bajo las garras de Sabor.

A pesar de ser más fuerte y mejor equipada para la lucha que los simios, la leona prefirió no enfrentarse a aquella bandada de enfurecidos adultos y con un rugido de rabia se introdujo entre la maleza y desapareció.

Tarzán nadó hacia la orilla y salió rápidamente a tierra. El sentimiento de frescura provocado por el agua, lo llenó de un extraño sentimiento de placer, y desde aquel día no perdió ocasión de echarse a nadar cuando tenía un riachuelo, un lago o el mar cerca. Durante mucho tiempo, sin embargo, Kala no pudo hacerse a la idea de que su hijo nadara, porque aunque los de su especie pueden hacerlo cuando se ven forzados a ello, nunca lo hacen voluntariamente.

Referencias:

  • Burroughs, Edgar Rice, Tarzán de los monos (Tarzan of the Apes, 1912), trad. Leopoldo Rodríguez Regueira, Madrid, Montena, 1ª edición, 1981, ISBN: 84-7515-149-3.
  • Cruels, Jaime, Historia de la Natación y de la Evolución de los Estilos, Barcelona, Juventud, col. Aire Libre, 1943.

Written by Commedia

Viernes, 15 octubre 2010 a 10:40 am

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Bonita entrada, no me ha pegado sábados a la tarde ni nada viendo pelis de Tarzán

    Alex

    Viernes, 15 octubre 2010 at 12:51 pm

  2. Yo también las echo de menos. El Código Lyoko, los Gormitis y demás no tienen el mismo aliciente.

    Commedia

    Viernes, 15 octubre 2010 at 1:55 pm

  3. “Tarzán siempre había odiado el agua, excepto como medio para calmar la sed”
    Este Burroughs no está muy acertado en la apreciación. Cuando uno odia el agua la odia especialmente para beber. …. poco tabernario.

    Saludos Commedia.
    Jaal.

    jaal

    Viernes, 15 octubre 2010 at 8:55 pm

  4. ¿Ahora a por un triatlón?

    Santi Palillo

    Lunes, 18 octubre 2010 at 11:24 am

  5. Te equivocas, jaal, mírate la receta de Burroughs para el “Tarzan Cocktail” (sacada de aquí):

    Tarzan Cocktail

    A moderately educated guess on the original created by Edgar Rice Burroughs. (Essentially a rum-based Margarita in this form.)

    * 1 1/2 oz Bacardi Superior Rum
    * 1 oz Cointreau
    * 3/4 oz Fresh-squeezed lime juice
    * 1/4 to 1/2 oz Simple syrup

    Glass: Cocktail
    Garnish: Unknown
    Shake with ice and strain into cocktail glass.

    ¿Un triatlón, Santi? Pues sí que estás tú fuerte. Bueno, en cualquier caso, como no sea uno de invierno (con el frío que hace). A ver si quedamos y te cuento mi caótico plan de temporada.

    Por cierto, Alex, me olvidé comentar… dudo mucho que las pelis de Tarzán pasaran hoy por la censura del Ministerio de Igualdad.

    Commedia

    Lunes, 18 octubre 2010 at 3:28 pm

  6. Bonita entrada, rescatando al rey de los monos del desván.

    Y cierto, hoy no solo el Mº Igualdad…seguro q un par de Minsitros más se sentían obligados a encerrarlo por explotar a la pobre Chita para fines inconfesables.

    Retelur

    Martes, 19 octubre 2010 at 11:58 pm

  7. El de arriba era este melón abajo firmante.
    Que me he vuelto a pasear por los blogs desde el ordenador del trabajo, sin darme cuenta.🙂

    mayayo

    Miércoles, 20 octubre 2010 at 12:00 am

  8. No sale de un desván, sino de la biblioteca de casa de mis padres. Mi padre no tuvo la suerte de aprender a nadar con monitor y terminó comprándose un manual. Entonces “saber nadar” venía a ser algo así como “mantenerse a flote”. A mis padres les doy gracias por haberme dado esta oportunidad (una entre muchas otras).

    En el desván (o, más bien, el trastero) tengo 2 pares de esquís de fondo que esperan pacientes a que (algún día) les quite el polvo. Ahora que te has aficionado, a ver si me puedes dar alguna dirección donde ponerlos a punto.

    Commedia

    Miércoles, 20 octubre 2010 at 12:54 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: