Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

Leer para Cambiar

with 18 comments

Con un libro puede
leer para pensar,
pensar para crear,
crear para cambiar

Lo vi escrito en una pizarra. No sé quién es su autora (o autor).

Written by Commedia

Jueves, 24 febrero 2011 a 6:22 am

Publicado en Correr et al.

Tagged with

18 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Todas las noches leemos un cuento a mi hija de 4 años (si no lo hacemos no se duerme, aunque sea un minuto si está muy cansada). No veas las ganas que tengo de que aprenda a leer, pero no para eludir esta tarea de contar cuentos, sino para que ella sola encuentre su camino y aprenda a pensar para crear y crear para cambiar.

    Gonzalo

    Jueves, 24 febrero 2011 at 10:20 am

  2. Aprendí a leer a los cinco años, en la clase del hermano Justiniano, en el Colegio de la Salle, en Cochabamba (Bolivia). Es la cosa más importante que me ha pasado en la vida. Casi setenta años después recuerdo con nitidez cómo esa magia, traducir las palabras de los libros en imágenes, enriqueció mi vida, rompiendo las barreras del tiempo y del espacio y permitiéndome viajar con el capitán Nemo veinte mil leguas de viaje submarino, luchar junto a d’Artagnan, Athos, Portos y Aramís contra las intrigas que amenazan a la Reina en los tiempos del sinuoso Richelieu, o arrastrarme por las entrañas de París, convertido en Jean Valjean, con el cuerpo inerte de Marius a cuestas.

    La lectura convertía el sueño en vida y la vida en sueño y ponía al alcance del pedacito de hombre que era yo el universo de la literatura.

    Elogio de la lectura y la ficción – Comienzo del discurso Premio Nobel Literatura Mario Vargas Llosa, Estocolmo, 7 de diciembre de 2010

    Miguel

    Jueves, 24 febrero 2011 at 10:35 am

  3. Bueno, Gonzalo, y también para que sea ella la que te lea un cuento antes de dormir.

    Tengo recortado ese discurso, y pendiente de aprovechar algo para publicarlo aquí. Mira, Miguel, otra perla:

    Igual que escribir, leer es protestar contra las insuficiencias de la vida.

    Commedia

    Jueves, 24 febrero 2011 at 7:40 pm

  4. ¿Y ahora con los libros electrónicos será lo mismo?, esperemos que sí.

    Santi Palillo

    Jueves, 24 febrero 2011 at 8:04 pm

  5. Eso lo escribí yo una noche de resaca. Pero no se lo he dicho a nadie.

    Seguimos en la brecha.
    Un cordial saludo Commedia

    Jaal

    Jueves, 24 febrero 2011 at 10:38 pm

  6. En cuanto leí tu entrada me vino el discurso a la cabeza (gracias por ponerme las comillas, que me di cuenta tarde). Bonita perla. Es un precioso elogio a la lectura.

    Desde luego, que el hecho de que encontraras esa frase en una pizarra tiene mucho más encanto. Al final leer es lo importante, pero soy bastante clásico con el medio, y los libros electrónicos que dice Santi, aún los veo demasiados fríos. Para mi, quizás les falte el tacto, el olor.

    Miguel

    Viernes, 25 febrero 2011 at 1:50 pm

  7. Jaal, no me extraña lo de la resaca, con esas palizas que te pegas. Chico, vas a llegar al mapoma hecho un ciclón.

    No sé Miguel, me gustaría pensar que, como dice Santi, será lo mismo. Llevo un tiempo combinando la lectura en papel y en digital. Se me hace muy pesado leer en la pantalla del pc y estoy pensando en hacerme con otro soporte. Con el libro electrónico dicen que es una experiencia muy similar al papel, pero creo que no lee documentos tipo pdf -que sí hace una tableta de esas-. Imagino que pronto habrá cacharros que hagan de todo, así que quizá me espere un poco más.

    En cualquier caso, como decía en otro sitio, pienso que el libro no es mucho más que el soporte.

    Commedia

    Lunes, 28 febrero 2011 at 2:25 pm

  8. …quería decir que «el libro ES mucho más que el soporte».

    Commedia

    Lunes, 28 febrero 2011 at 2:27 pm

  9. Estoy totalmente de acuerdo en que al final, por encima del medio, lo importante es la actividad en si.

    Pero a eso me refería, los nuevos soportes (yo ya esperaría para ir directamente a la tableta) nos ofrecerán una infinidad de posibilidades, pero no conseguirán igualar el aroma del libro, al menos para nuestra generación.

    Igual ocurre con la música. Los nuevos lectores, los nuevos sistemas de sonido, el alta definición, la remasterización… pero nada igualará el sonido del vinilo, su sabor auténtico. De menor calidad seguramente, pero mucho más cálido.

    Nuestros hijos seguro que lo verán de otra manera. Y de ahí que lo importante es mucho más que el soporte. Intentaremos enseñarles a leer. Leer para pensar, pensar para crear, crear para cambiar.

    Miguel

    Martes, 1 marzo 2011 at 12:46 pm

  10. Está claro que «leer» no es ya «leer un libro» (o un periódico, una revista, etc.). Los que, como yo, todavía estamos pegados al papel, no terminamos de sorprendernos al ver tantos libros electrónicos en el metro. Supongo que sucederá como con el móvil hace años.

    Para los que empiezan en el mundo de «la lectura» se plantean dudas sobre si el entorno de multitarea es el más favorable para aprender. Leer es un placer, pero también es una tarea difícil, que requiere de una concentración máxima si quieres sacarle todo su jugo. Y es que… es tan fácil dispersarse !!!

    Commedia

    Martes, 1 marzo 2011 at 5:19 pm

  11. Y tanto que es fácil dispersarse… ¡mira el rollo disperso que te estoy dando con tanto comentario!😉

    Además coincido contigo, así que no te puedo aportar interesantes nuevos puntos de vista… Yo también vivo apegado al papel. Para leer, para estudiar o para informarme necesito el libro, el artículo impreso, el periódico de toda la vida. Internet me mata, y aunque lea mucho, profundizar me cuesta un montón. La multitarea nos hace evadirnos invariablemente.

    Para terminar, y en la misma línea, hace poco leía el artículo “Un mundo distraído” en Babelia: http://www.elpais.com/articulo/portada/mundo/distraido/elpepuculbab/20110129elpbabpor_3/Tes

    saludos!

    Miguel

    Miércoles, 2 marzo 2011 at 1:21 pm

  12. Un ejemplo de lo que puede uno dispersarse.

    He entrado en el enlace que me envías (gracias por la referencia); de ahí, a la página personal de Nicholas Carr; luego -y no me preguntes cómo- me he descargado su libro por la patilla; como tiene casi 300 páginas, lo he leído a salto de mata, pero he encontrado una crítica de Nature donde lo enfrenta a otro de Nick Bilton -que también he descargado, pero que no he leído-, y concluye que, con las mismas evidencias, llegan a conclusiones opuestas -negativa y positiva, respectivamente- sobre la influencia de la multitarea en el funcionamiento del cerebro.

    En fin, parece claro que vivimos conectados a la distracción -la serie completa de informes puede verse en nytimes.com-, y que conviene estar alerta, pero no tengo tan claro de qué manera nos influirá (nos influye ya) en nuestro modo de pensar esta nueva forma de «leer». En cualquier caso, estoy convencido de que lo más sorprendente todavía está por venir !!!

    Commedia

    Miércoles, 2 marzo 2011 at 10:40 pm

  13. He tenido que corregir la redacción del comentario porque, entre tantos enlaces, no se entendía nada (de paso elimino el del libro de Bilton porque el muy cuco metía publicidad)… en fin, cosas de estar conectados a la distracción !!!

    Commedia

    Jueves, 3 marzo 2011 at 9:38 am

  14. ¡joder! ¡si que te ha llevado lejos el “linkeo”!🙂 ¡que gran trabajo!

    Desde luego es un buen ejemplo de que “esta nueva forma de leer” nos influye y mucho, acelerando la velocidad de asimilación y aumentando la cantidad de información a la que podemos acceder. Y en este caso, sin menoscabo de profundización.

    Como te decía, a mi me cuesta mucho contener la dispersión y no terminar evadiéndome de link a link, por lo que necesito el papel para aumentar mi concentración, pero está claro que las nuevas tecnologías siempre abren nuevas puertas, nunca son malas por definición, y en todo caso, siempre hay que estar alerta para encontrar el equilibrio, ya que su uso correcto nos puede llevar mucho más lejos.

    Como dices, lo más sorprendente está por venir, y como en todo, iremos aprendiendo sobre la marcha. Y eso será lo más apasionante.

    un saludo!

    Miguel

    Jueves, 3 marzo 2011 at 10:05 am

  15. Hola
    Fíjate que pensar, cambiar y crear son palabras intercambiables: leer para pensar para cambiar para crear, leer para crear para cambiar para pensar, etc.. mientras que leer no es cambiable: todo empieza por ahí sea multitarea o monoaural

    Juan Pedregosa

    Viernes, 4 marzo 2011 at 9:37 am

  16. «monoaural», qué recuerdos, hace tiempo que no leía esa palabra… en realidad, esto de la «multitarea» no es nada nuevo… alguno incluso la provocaba como un modo de domesticar la voluntad…

    Sólo en un punto me siento superior a la mayoría de los hombres: soy a la vez más libre y más sumiso de lo que ellos se atreven a ser. Casi todos desconocen por igual su justa libertad y su verdadera servidumbre. Maldicen sus grillos; a veces parecería que se jactan de ellos. Por lo demás su tiempo transcurre en vanas licencias; no saben urdir para sí mismos el más ligero yugo. En cuanto a mí, busqué la libertad más que el poder, y el poder tan sólo porque en parte favorecía la libertad. No me interesaba una filosofía de la libertad humana (todos los que la intentan me hastían) sino una técnica; quería hallar la charnela donde nuestra voluntad se articula con el destino, donde la disciplina secunda a la naturaleza en vez de frenarla. Compréndeme bien: no se trata de la dura voluntad del estoico, cuyo poder estimas exageradamente, ni tampoco de una elección o una negativa abstractas, que insultan las condiciones de nuestro mundo pleno, continuo, formado de objetos y de cuerpos. Soñé con una aquiesciencia más secreta o una buena voluntad más flexible. La vida era para mi un caballo a cuyos movimientos nos plegamos, pero sólo después de haberlo adiestrado. Como en definitiva todo es una decisión del espíritu, aunque lenta e insensible, que entraña asimismo la adhesión del cuerpo, me esforzaba por alcanzar gradualmente ese estado de libertad —o de sumisión— casi puro. La gimnástica me ayudaba a ello; la dialéctica no me perjudicaba. Busqué primero una simple libertad de vacaciones, de momentos libres. Toda vida bien ordenada los tiene, y quien no sabe crearlos no sabe vivir. Fui más allá; imaginé una libertad simultánea, en la que dos acciones, dos estados, serían posibles al mismo tiempo; tomando por modelo a César, aprendí a dictar diversos textos a la vez, y a hablar mientras seguía leyendo. Inventé un modo de vida en el que podía cumplirse perfectamente la tarea más pesada sin una tregua total; llegué aun a proponerme eliminar la noción física de fatiga. En otros momentos me ejercitaba en practicar una libertad alternativa: las emociones, las ideas, los trabajos, debían poder ser interrumpidos a cada instante y luego reanudados; la certidumbre de poder ahuyentarlos o llamarlos como a esclavos les quitaba toda posibilidad de tiranía, y a mi todo sentimiento de servidumbre. Hice más: ordené todo un día en torno a una idea escogida, que no debía abandonarme nunca; cuando hubiera podido desanimarme o distraerme, los proyectos o los trabajos de otro orden, las palabras vanas, los mil incidentes de la jornada, se apoyaban en esa idea como los pámpanos en un fuste de columna. Otras veces, en cambio, dividía al infinito: cada pensamiento, cada hecho, era objeto de una segmentación, de un seccionamiento en múltiples pensamientos o hechos más pequeños, de manejo más fácil. Las resoluciones difíciles se desmigajaban así en un polvillo de decisiones minúsculas, tomadas una a una, determinándose consecutivamente, y por ello tan inevitables como fáciles.
    —Margarite Yourcenar, Memorias de Adriano (traducción de Julio Cortázar)

    ay, la dispersión, de nuevo… tengo que concentrarme un poco para poder leer !!!

    Commedia

    Viernes, 4 marzo 2011 at 10:58 am

  17. qué despiste… ya está corregido el enlace.

    Commedia

    Viernes, 4 marzo 2011 at 11:34 am

  18. Reflexiones interesantes en «La Biblioteca de Álex»

    http://bibliotecadealex.blogspot.com/2011/12/leer-para-transformar-el-mundo.html

    Commedia

    Miércoles, 18 enero 2012 at 11:40 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: