Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

Segunda Media (Primera Parte)

with 11 comments

Con este apunte —el primero de una serie que espero acabar— pretendo dar algo de información a los que todavía no han corrido el maratón que se celebra en Madrid, conocido en el mundillo como “el MAPOMA”, pero que este año lleva por nombre Rock and Roll Madrid Maratón.

Es Domingo, y son casi las siete. No, no, esta no es la temperatura que hará el 22 de Abril, de eso estoy seguro. Pero, hasta entonces, no queda otra que aprovechar la ola de frío siberiano.

Salgo con la intención de hacer completa la segunda media —más o menos—. Éste es el enlace al recorrido.

Empezamos el Km 19 y pasamos por la Plaza de Oriente, junto al Palacio Real —este año confío en que no nos hagan pasar por el túnel—. Son aún kms para disfrutar aunque, en función del tiempo que haga, puede que el sol empiece a tostarnos las ideas.

Pasaremos por el elevado sobre la Cuesta de San Vicente —en la parte superior de la imagen de abajo—. El bullicio del subterráneo lo montan los últimos que se recogen tras la juerga del sábado.

Tras el elevado veremos marcado el Km 20. El paso por la media está al final de la calle Ferraz, que comienza con una cuestón que es mejor tomar con calma.

Después de subir, lo que queda de Ferraz es completamente llano. Un km a tren, marcando el ritmo, y aprovechando para comer y beber antes del paso por la media.

Pasamos la media e, inevitablemente, haremos cálculos, aunque conviene recordar que en Madrid es muy difícil doblar. Así que, mucha calma.

Comienza la bajada. Primero una pequeña, y suave, para llegar al nivel del Pso. de Rosales, y luego otra, también corta, pero de fuerte pendiente, para entrar en el Pso. de Camoens. Mucho cuidado con esta última cuesta, que he visto buenas «galletas».

El Pso. de Camoens enlaza con el de Ruperto Chapí, que nos llevará serpenteando hacia las cotas más bajas del recorrido, al nivel del río Manzanares.

El perfil altimétrico del recorrido —aunque no está del todo claro— muestra una bajada de 150 mts en apenas 2 Kms desde el paso de la media —me queda la duda de si hay algo más—. Por una parte, es una tentación enorme recuperar algunos segundos. Pero, por otro lado, si bajamos demasiado rápido cargaremos en exceso los cuádriceps, con los Kms más exigentes por delante.

La temperatura baja un poco más a la altura del Puente de los Franceses (Km 23). Cuando entre en la Casa de Campo serán dos o tres menos, pero no me importa desde que sé que el frío y el ejercicio ayudan a activar la grasa parda.

¿Dónde me había quedado? ¡Ah, sí! Mejor que nos lo hayamos tomado con calma hasta ahora, porque si no, la Avda. de Valladolid, y su continuación en el Pso. de la Florida, se nos harán muy pesados. Esta calle es una larga recta de 2 Km, con firme irregular, poca animación y sombra, y muy ancha —tanto, que parece que no avances—. La verdad, que no vendría mal que pusieran aquí una banda de Rock.

Donde no faltará ambiente es en la Glorieta de S. Vicente (Km 25). El año pasado recuerdo que costaba pasar entre tanta gente. Parecía una etapa alpina del Tour.

En el Puente del Rey, es preferible evitar los adoquines más irregulares —bueno, si podemos—. La entrada del fondo es para muchos la auténtica Puerta del Infierno. La Casa de Campo se lleva un total de 7 kilómetros —desde el 25 al 32 y pico— muy monótonos —no por el paisaje, sino por la falta de público— en los que se ponen a prueba la fortaleza física y, sobre todo, mental de los corredores.

Tenía la intención de llegar hasta la meta del Retiro, pero nada más entrar en la Casa de Campo me encontré con Paul, un chaval holandés de 67 años, con más de 120 maratones en las piernas.

—Todavía hago 2 ó 3 maratones al año, aunque bastante tranquilo. Ahora no bajo de 3:45.
—¡3:45! ¡Qué barbaro! Ya me conformaría yo tan solo con llegar a tu edad y seguir corriendo maratones. ¿Cuál es tu secreto?
—Correr muchos kilómetros —70 a la semana— muy lento, cambiando de vez en cuando el ritmo.

Se nos fue el tiempo charlando sobre la actualidad, y sus recuerdos de la Elfstedentocht.

—No se corre todos los años. La capa de hielo tiene que tener un grosor de al menos 15 cms. Todavía recuerdo la primera vez que quise correrla —en 1956— y mi padre no me dejó porque era demasiado pequeño.

En el cuadro de vencedores leo sorprendido que no hubo vencedores aquel año:

Tras las victorias compartidas de 1933 y 1940, en que los primeros en llegar a la meta se cogían de las manos para llegar unidos, se prohibió esta práctica. Jan van der Hoorn, Aad de Koning, Jeen Nauta, Maus Wijnhout y Anton Verhoeven incumplieron esta regla, y atravesaron juntos la meta. Fueron descalificados y no se proclamó ningún vencedor.

Me queda por cubrir la 2ª parte de la 2ª media, empezando por la mítica salida por la Puerta del Ángel. Quedarán poco más de 10 kms para la meta.

Al final será en 3 partes. La segunda, aquí

11 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy buena la entrada. Es mi primera en Madrid, y se agradece ver el recorrido, y sobre todo tus comentarios. Quedo a la espera de las siguientes entradas. Saludos

    tomas soria(tomypek)

    Viernes, 24 febrero 2012 at 3:25 pm

  2. Muchas gracias por la entrada, los de fuera de madrid te lo agradecemos.

    Miguel Mij-Mij

    Viernes, 24 febrero 2012 at 7:51 pm

  3. Pero Commedia, que haces un Domingo a las siete de la mañana y con seis bajo cero correteando por la ciudad. ¿Estamos locos o qué? Este año voy de cuerdo. A la fuerza.

    Jaal

    Viernes, 24 febrero 2012 at 11:46 pm

  4. Bienvenidos al cuaderno, Tomás y Miguel. Ya veréis cómo disfrutaréis de Madrid y su maratón (a ver si encuentro un hueco para completar la serie).

    Jaal, este año no te libras. Te quiero a pie de recorrido, haciendo fotos y animando a los amigos. Eso es lo que yo hice en la que tenía que haber sido mi primera maratón, y lo disfruté una barbaridad🙂

    Commedia

    Lunes, 27 febrero 2012 at 1:27 pm

  5. wuauuu…

    Como siempre me ha encantado leerte y dejarme llevar a través de tu cuaderno.

    Bonita descripción de esta parte del recorrido. La entrada a la casa de campo el día de la maratón me parece impresionante.

    Madre mía. 7.00 a.m. Te envidio. Pero aún no estoy preparado para coincidir en ese espacio tiempo… Voy haciendo mis pinitos en las madrugadas de “a diario”, pero aún me falta consistencia en esa rutina…

    A poco más que afinemos estaré encantado de compartir una carrerita.

    Gracias por la propuesta. Y perdón por mi falta de seriedad y actualización, que llevaba semanas con nuestras tierras de Itaca abandonadas.

    Los últimos fines de semana que he estado en Madrid (mi problema siempre son las idas y venidas) he aprovechado el río desde el puente del rey, eso si, sobre las nueve-diez de la mañana… Seguimos con esa carrera pendiente!

    Un saludo!

    Miguel

    Jueves, 1 marzo 2012 at 2:42 pm

  6. Bueno, bueno, pero no seas tan humilde, Miguel, que para estar a tu altura aún me queda mucho. Este año, además, me está costando un mundo madrugar, no te creas. Menos mal que lo de preparar la maratón es una vez al año, que si no🙂

    Commedia

    Martes, 6 marzo 2012 at 3:32 pm

  7. […] La primera parte aquí. […]

  8. […] final de la calle Mayor enlaza con el inicio de la segunda media —primera y segunda partes, falta la […]

    Primera Media « Corre con el Cuento

    Miércoles, 11 abril 2012 at 7:37 am

  9. Me estoy haciendo un poco de lío, me parecía haber leído la entrada pero al no ver mi comentario debe ser que no, en cualquier caso estupendas fotos Eduardo, claro que siendo tuyas me lo esperaba. Me ha gustado mucho la de Tokio por razones familiares.

    Joder con Paul, en fin ya veremos, de momento le estoy copiando los kilómetros semanales (solamente y ya es bastante); me voy a leer la segunda parte de la parte contratante de la segunda media de la entera🙂

    Santi Palillo

    Miércoles, 18 abril 2012 at 8:25 pm

  10. Ya te lo dije, Santi, con eso del streak running estás para correr una maratón en cualquier momento. Y, además, sin lesiones😮
    Ánimo, y sigue con la cuenta, que tienes que llegar a los 366 del bisiesto. También me gustaría apuntarme al lío, pero me da una pereza inmensa.

    Commedia

    Miércoles, 18 abril 2012 at 10:45 pm

  11. […] primera parte aquí, y la segunda […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: