Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

Tomando Decisiones

with 4 comments

Se nos va la vida tomando decisiones.

—¿Nos quiere Vuestra Majestad comunicar alguna decisión?— dijo la señora Quée, deseosa de infundirle ánimos.

—Eso quiero —respondió el rey—. Pero no es tan sencillo como parece. En realidad, he tomado varias decisiones, exactamente dos. La primera decisión es que he decidido haceros partícipes de mi decisión. Esto ya lo he hecho y con ello os he comunicado mi primera decisión.

El rey se quitó la corona, le echó aliento y le sacó brillo con la manga del batín, tal y como solía hacerlo cuando estaba muy preocupado y quería ganar tiempo apra poner en orden sus ideas. Por fin se volvió a poner, con gesto decidido, la corona y dijo:

—¡Fieles súbditos! Lo ocurrido ayer con el barco correo nos ha demostrado que de esta forma no podemos seguir. Es demasiado peligroso. En lenguaje real lo llamaríamos «una situación de desastre». Significa que se trata de algo que no puede seguir.

—¿Y qué es lo que no puede seguir, Majestad? —preguntó Lucas.

—Os lo acabo de decir —suspiró el rey Alfonso, secándose con su pañuelo de seda unas gotas de sudor de la frente, porque la audiencia le empezaba a cansar.

Los súbditos esperaron silenciosos a que el rey Alfonso se calmara y siguiera hablando:

—No lo podéis entender porque es demasiado complicado. Lo importante es que lo entienda yo, que para algo soy el rey. Bueno, os he comunicado ya mi primera decisión; la segunda es ésta: tenemos que hacer algo.

—¿Qué tenemos que hacer, Majestad? —preguntó Lucas con precaución.

—Os lo voy a explicar —dijo el rey—. Los Es-Un-de-Lu-y-Nu-Lu están en peligro.

—¿Los qué? —preguntó Lucas.

—Los Es-Un-de-Lu-y-Nu-Lu. Es una abreviatura, porque en el lenguaje real se usan muchas abreviaturas. Significa «Estados Unidos de Lummerland y Nueva Lummerland».

—¡Ah! —exclamó Lucas—, ¿y por qué se encuentran en peligro?

El rey explicó:

—Ayer, a causa de la oscuridad encalló en la playa de Nu-Lu el pequeño barco correo. Antes, el barco correo sólo llegaba aquí de vez en cuando, pero desde que hemos entablado relaciones diplomáticas con China, el tráfico marítimo ha aumentado considerablemente. Casi cada mes llega el barco imperial de mi muy respetado amigo Pung Ging, emperador de China. No quiero ni pensar en lo que podría suceder si en la oscuridad chocara contra nuestras costas. Por ello he decidido que tenemos que hacer algo.

—¡Muy bien! —exclamó el señor Manga—. Se trata de una decisión muy sabia. ¡Viva nuestro muy amado rey, viva, viva!

—Un momento —dijo Lucas, pensativo—. Majestad, usted no nos ha dicho todavía qué es o que tenemos que hacer.

—Mi querido Lucas —dijo el rey en tono de reproche—, para eso os he reunido a todos, para encontrar una solución. Al fin y al cabo, yo no lo puedo hacer todo solo y he tenido ya bastante trabajo con tomar mis dos decisiones. Os tenéis que hacer cargo. […]

Referencias:

  • Ende, Michael y F. J. Tripp (il.), Jim Botón y los trece salvajes [Jim Knopf und die wilde 13, 1962], trad. Adriana Matons de Malagrida, Barcelona, Noguer Infantil, 1ª edición, 2011 (1983), ISBN: 978-84-279-0114-8.

Written by Commedia

Miércoles, 7 marzo 2012 a 7:01 am

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. que claro hablan siempre estos políticos…

    Miguel

    Jueves, 8 marzo 2012 at 1:41 pm

  2. Lo que pasa es que nuestras mentes son muy limitadas, y no les entendemos. No lo sé de cierto, pero me parece que Ende era republicano😉

    Commedia

    Viernes, 9 marzo 2012 at 1:14 pm

  3. Pueblo feliz al que su soberano no les da las soluciones felices, justas y necesarias hechas!!!

    No sé el trasfondo del cuento, pero así a pelo, me parece revolucionario, y más en los tiempos que corren, que sea la gente llana la que tenga que encontrar la solución. Es decir, entre todos y para todos.

    alfonso

    Sábado, 10 marzo 2012 at 10:53 am

  4. Los héroes —Jim y Lucas— son más decididos que el Rey Alfonso Doce-menos-cuarto —sí, casualidad que se llama Alfonso— que es un tipo simpático, pero poco avispado. Y sí, el relato es subversivo e irreverente, como todo buen relato para niños… y no tan niños🙂

    Commedia

    Martes, 13 marzo 2012 at 3:54 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: