Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

Una Caminata

leave a comment »

Bajo a to trapo por las calles empedradas del Albayzín para cruzar el Darro y enfilar las cuestas del camino de la Fuente del Avellano, desde el que se divisa la Abadía del Sacromonte. Algunos textos jalonan el camino al modo de las paradas de un via crucis.

Nuestras expediciones consisten sólo en dar una vuelta, y al atardecer volvernos otra vez al lugar familiar del que salimos, donde tenemos el corazón. La mitad del camino no es otra cosa que desandar lo andado. Tal vez tendríamos que prolongar el más breve de los paseos, con un imperecedero espíritu de aventura, para no volver nunca, dispuestos a que sólo regresasen a nuestros afligidos reinos, como reliquias, nuestros corazones embalsamados. Si te sientes dispuesto a abandonar padre y madre, hermano y hermana, esposa, hijos y amigos, y a no volver a verlos nunca; si has pagado tus deudas, hecho testamento, puesto en orden todos tus asuntos y eres un hombre libre; si es así, estás listo para una caminata.

Referencias:

  • Thoreau, Henry David, Caminar [Walking, 1861], il. de Julia Vento, Hurqualya, ISBN: 978-84-93608-4-8.

Walking en Proyecto Gutenberg.

Written by Commedia

Miércoles, 5 septiembre 2012 a 10:00 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: