Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

Correr para conocer lugares

leave a comment »

Echo de menos eso que algunos llaman turismo runner. Para mí significa correr para conocer los lugares que visito al mismo tiempo que aprovecho para hacer fotos (las fotos se hacen, no se tiran).

Muchas veces he pensado que tengo memoria fotográfica, porque recuerdo a través de las fotografías que hago. Como aquélla mañana de invierno en Barcelona.

img_4268

Glòries, al incio del Distrito 22@.

img_4273

Estación de bicing.

img_4276

Parecía que bajo el puente del Carrer de la Marina (esq. Meridiana) pasara un río (o rambla), pero no, pasa un campo de fútbol.

img_4283

Un buen lugar para tomarse un vino con vistas a una maravilla.

img_4285

Las paredes se tuercen.

img_4287

Un restaurante de buenos recuerdos.

img_4290

Empleados públicos descuelgan un cartel en la Vía Laietana.

img_4298

Cerca de Santa Ágatha está el Museo de la Ciudad (imprescindible).

img_4299

Tuve suerte, justo cuando pasaba abrían el claustro de la Catedral.

—“Pero si quiere entrar quítese la gorra, por favor”.

img_4313

Al final de Canuda, un escaparate de una librería catalana en una plaza dedicada a Madrid.

img_4314

Nunca había visto el Moll de la Fusta con tan poca gente.

img_4316

Algunos están empeñados en que La Barceloneta desaparezca.

img_4317

¿Qué pensará aquel hombre que camina por la playa?

img_4320

Nubes y torres.

img_4323

Puerto Olímpico.

img_4336

Me acerqué a conocer el estadio del que hablaba Pucurull.

img_4333

Pillando olas al amanecer, playa de la Mar Bella (Adrián me dijo que es el mejor momento).

En este enlace la música.

Written by Commedia

Martes, 27 septiembre 2016 at 6:43 am

Efectos mariposa

leave a comment »

A las ciencias sociales no les gusta mojarse mucho con las realidades complejas, con las prácticas de lo cotidiano que no siguen sus pretendidas leyes. […]

La realidad no es tanto como un desfile, sino como una fiesta a la que ademas siempre se llega tarde. Cuando llegamos a una celebración, y ya está comenzada, todo nos puede parecer un poco caótico, y necesitamos ir metiéndonos por algún lado hasta situarnos en el ambiente. ara los que ya están dentro de la fiesta no es tanto caos, sino que la complejidad ya la tienen asumida y están con sus estrategia en el grupo en el que se mueven. Diferente del desfile donde el que mira desde fuera lo ve todo claro, y el que está dentro apenas percibe la cabeza del de delante y los movimientos del de al lado. En la fiesta, el que ya está implicado tiene sus posiciones e interpreta desde su ángulo y su grupo de referencia, y el que viene de fuera ha de construir aún su estrategia de acercamiento, interpretación y acción. Pero no puede parar la fiesta para contar cuánta gente hay, qué tipos de grupos, etc. Pues si hiciese algo de esto (como un coleccionista de mariposas) mataría la espontaneidad y las relaciones fluidas tal como se están dando en el proceso por sí mismo. Imaginemos que se trata de un baile de disfraces (por ejemplo, con vestidos de mariposas), donde el contar el número de las que hay y los tipos que se ven a primera vista puede ser interesante, pero no nos da el carácter de la fiesta (o del aburrimiento) ni las relaciones complejas entre quienes allí están.

Se pueden hacer otras cosas en las fiestas que dan mejores resultados. Leer el resto de esta entrada »

Superhéroes de Barrio

leave a comment »

Hierven ya las calles
listo el escenario
en los sótanos se entrenan
superhéroes de barrio

Written by Commedia

Lunes, 19 septiembre 2016 at 7:06 am

Publicado en Música

Tagged with ,

El baño de los dioses

leave a comment »

La playa de la Fosca siempre ha dado grandes nadadores. Antes de la guerra los mejores eran Josefina y Francesc Dalmau, hijos del doctor Laureà Dalmau, escritor y diputado en el Parlament por Esquerra Republicana. En las tardes de agosto, mientras paseaban por los pinares del Mas Juny y del Mas del Vent, los veraneantes comentaban con admiración el estilo elegante y la resistencia de los hermanos Dalmau. Ignoraban que el futuro de los dos se iba a escribir precisamente en aguas del Mediterráneo.

El primero en enfrentarse a su destino fue Francesc: prisionero en la batalla del Ebro y recluido en el campo de Punta Carnero, se escapó y atravesó a nado la bahía de Algeciras, hasta Gibraltar. Cuando ya se creía a salvo, lo abordó una barca.

-¿Adónde va?

-Me he escapado. Quiero pedir asilo político, dijo agotado por la travesía.

Los soldados ingleses le miraron y, sin perder la flema, añadieron:

-Lamentamos comunicarle que deberá seguir nadando. Todavía no se encuentra en aguas británicas y aquí no podemos ayudarle.
Seguir leyendo…

Referencias:

Nadal, Rafael. 2012. “El baño de los dioses.” La Vanguardia, 10/08/2012.

Dos tradiciones

leave a comment »

Las formas del deporte que surgieron en Europa durante el siglo XIX se extendieron desde dos centros, cada uno de los cuales vincularon el deporte con la masculinidad, el nacionalismo y las aspiraciones coloniales. Empleando la gimnasia y la calistenia, la tradición europea continental (el movimiento germano Turnen fue el más influyente a nivel mundial) vinculó la educación física a la fortaleza nacional y la pureza de la raza. La tradición británica, por su parte, se fijó en los juegos de pelota y en las carreras, y estaba imbuída por la doctrina de la muscular Christianity. Los defensores de esta doctrina veían la práctica del culto al cuerpo como un medio para un fin que tenía en cuenta no sólo la fe cristiana, sino también la rectitud moral, la pureza racial, la masculinidad, y la acción al servicio de Dios, su país y el imperio. […] Muchas escuelas públicas británicas estaban dirigidas por devotos de la muscular Christianity, lo que llevó a la consecuente asociación del deporte con las escuelas públicas y las universidades de élite a las que alimentaban. El modelo británico se exportó a América del Norte donde los deportes encontraron su hogar en las universidades de élite; la versión americana evolucionó y se extendió en paralelo a la expansión imperialista de los Estados Unidos. […]

Referencias:

Besnier, Niko y Susan Brownell. 2012. «Sport, Modernity, and the Body.» Annual Review of Anthropology, 41: 443–59.

Reflejo

leave a comment »

El momento en que Alicia atraviesa la cristalina barrera del espejo, que de pronto se transforma en una clara bruma plateada que se disuelve invitando al contacto con las manitas de la niña, siempre me ha parecido uno de los más mágicos de la historia de la literatura, quizá el que ofrece un mito más maravilloso y espontáneo: el deseo de conocer otro mundo, de ingresar en el reino de la fantasía a través, precisamente, de nosotros mismos.

Porque no debemos olvidar que lo que el espejo nos ofrece no es otra cosa que la imagen más fiel y al mismo tiempo más extraña de nuestra propia realidad.

Referencias:

Matute, Ana María. 1998. En el bosque. Madrid: Real Academia Española.

El discurso íntegro de ingreso a la Real Academia Española, junto a la constestación de Francisco Rico, puede descargarse desde este enlace. También se puede escuchar a través del Archivo Premios Cervantes de RTVE.

Written by Commedia

Lunes, 12 septiembre 2016 at 8:22 am

Doce

leave a comment »

Written by Commedia

Viernes, 9 septiembre 2016 at 7:54 am